19 oct. 2012

Juanita

El pájaro asociado a los anacoretas en la iconografía clásica es el cuervo, ave de costumbres solitarias pero que está también simbólicamente asociado a los presagios funestos y a la muerte. Yo buscaba un pájaro con una carga simbólica algo más ligera y amable. Y, a ser posible, femenino. Encontré la solución en uno de mis frecuentes viajes a Madrid, donde ya desde el aeropuerto mismo abundan las urracas. En Mallorca no las hay, pero yo las conozco muy bien desde los veranos de mi infancia en el Vallés, donde montaban unas algarabías tremendas en los pinos que había junto al huerto de mi abuelo. Tienen fama de charlatanas y de ladronas simpáticas. Pero, sobre todo, son ideales para el dibujante porque sus colores son los de la tinta y el papel.


Juanita protagoniza, además, una de mis páginas favoritas del libro, que está directamente inspirada en este cuadro de Velázquez (en el Museo del Prado), que describe el encuentro entre dos famosos anacoretas, San Antonio y Pablo el Ermitaño.


4 comentarios:

  1. Un poco de culturilla siempre nos viene muy bien. ves.. yo no sabia todo esto.Muy agradecido Maestro(siempre nos enseñas cosas).

    ResponderEliminar
  2. ¡Aplaudo una vez más yo también! El cuadro es magnífico (tampoco yo lo conocía) y de las urracas ladronas...¡Que se lo digan a la Castafiore! (y a Rossini, por supuesto). Pues ya tenemos otra...¡Qué majo pájarico!

    ResponderEliminar
  3. És molt interessant anar seguint el procés de creació de "Vapor", Max. I per això comparteixo el teu treball al Fb i a Twitter. Gràcies pel bloc!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Lee y difunde". Això està molt bé. Gràcies, Ru!

      Eliminar