31 oct. 2012

Intercapítulos

La decisión de intercalar pequeños episodios entre capítulos obedeció a una cuestión de ritmo. Necesitaba una pausa más o menos larga entre cada capítulo así que pensé que sería una buena idea hacer intercapítulos de dos páginas enfrentadas en las que Nick recapitulara lo que le había sucedido, en forma de monólogo o en clave de diario personal. Pero incluso así, el paso del final del capítulo al principio de la recapitulación me seguía pareciendo abrupto. Y hacer las dos páginas enfrentadas no era posible si los capítulos terminaban en una página par. Fue entonces cuando di con la solución de las páginas en blanco con una viñeta central para abrir y cerrar los intercapítulos, casi a modo de paréntesis. Esas viñetas, además, podían funcionar bien como puente o como conclusión, con gag o sin él.

También se me ocurrió que estaría bien dar a las páginas del monólogo una estructura gráfica muy diferenciada a la de los capítulos, de ahí las cuatro tiras por página. En un principio estos intercapítulos iban a llegar justo hasta la secuencia del desfile, pero en un momento dado, tras la crisis que llegó con el quinto capítulo -y que abordaré en detalle más adelante- cambié de idea. De todos modos finalmente hay cinco de ellos, que marcan el paso del tiempo en el desierto: cinco semanas. Puede suponerse que el resto de la historia, hasta su conclusión, supone apenas una semana más, con lo cual tendríamos una historia que dura 42 días. La cuarentena es tanto un antiguo precepto bíblico para la purificación espiritual (los cuarenta días de Jesucristo en el desierto) como un moderno precepto científico para la purificación física. Aquí tenéis el boceto del primer intercapítulo y la primera página del mismo.





1 comentario:

  1. Muy buenas ideas de ritmo narrativo. Me gusta especialmente y me he reído mucho con la viñeta esa
    que remata con Nick diciendo :- expulsar, expulsar... Ja Ja Ja Muy bueno¡¡

    ResponderEliminar